Los ERES (Expedientes de Regulación de Empleo) en IRPF

ERES: Los Expedientes de Regulación de Empleo en el IRPF

Al despedirme el pasado año por un expediente de regulación de empleo, con 57 años cumplidos, mi empresa empezó a pagarme un convenio especial con la Seguridad Social ¿Tengo que declararlo?

Aquellas empresas con beneficios que efectúen un despido colectivo que afecte a trabajadores de cincuenta y cinco o más años, están obligadas a realizar un convenio especial con la Seguridad Social y a cotizar por ellos hasta que cumplan 61 años. Mientras dura ese período, no tiene que declarar los pagos en su IRPF.
Sin embargo, a partir de los 61 años la obligación de cotizar pasa a usted. Si la empresa ha acordado seguir ocupándose de los pagos, usted deberá declararlos como rendimientos del trabajo en su totalidad y también como gasto deducible del trabajo personal.

¿Hasta qué nivel se encuentra exenta la indemnización por despido colectivo producida en un ERE (Expediente de Regulación de Empleo)?

Los expedientes de regulación de empleo o ERE están pensados para rescindir los contratos de trabajo de forma colectiva debido a causas económicas, técnicas, organizativas o de producción y pueden ofrecer a los despedidos varias opciones para el cobro ordinario de la indemnización:
“Prejubilación” con cobro de las prestaciones por desempleo hasta alcanzar la edad mínima de jubilación
Entrega de un capital en varios plazos
Indemnización a través de un seguro de rentas, etc tadalafil citrate.

Sea cual sea la alternativa elegida, si se contempla dentro del ERE, la indemnización por despido estará exenta hasta un límite que varía según la fecha de aprobación del ERE:
• Si el ERE se aprobó antes del 8 de marzo de 2009, la indemnización está exenta hasta el límite de 20 días de salario por año trabajado con un tope de 12 mensualidades (no importa que se cobrara total o parcialmente después de esa fecha).
• Si el ERE se aprobó entre el 8 de marzo de 2009 y el 12 de febrero de 2012, está exenta hasta el límite de 45 días por año trabajado con un máximo de 42 mensualidades.
• Si el ERE se aprobó el 12 de febrero de 2012 o en fechas posteriores, la indemnización está exenta hasta el límite de 33 días de salario por año trabajado con un máximo de 24 mensualidades.

La parte de la indemnización que supere el límite exento se declara de modo diferente según la fórmula de cobro y de quién pague:
– En las indemnizaciones que se cobran en un pago único de la empresa hay que descontar el límite exento. El resto se declara junto a las demás rentas del trabajo, pero disfruta de una reducción del 40%, que se podrá aplicar con ciertas limitaciones, si el periodo trabajado para la empresa es superior a dos años.
– Las indemnizaciones que se cobren en varios plazos directamente de la empresa están libres del IRPF hasta el límite exento. El exceso tributa como renta del trabajo, de distinto modo según según cuál sea el plazo pactado:
• Si se ha fraccionado el pago como máximo en la mitad de años de trabajo y el trabajador llevaba más de dos años en la empresa, disfruta de una reducción del 40% (por ejemplo, si se trabajaron diez años, no se puede cobrar en más de cinco años). Además, la cuantía sobre la que se podrá aplicar la reducción no podrá superar ciertos límites.
• Si se ha fraccionado en más años, no se beneficia de reducción.
• Las indemnizaciones cobradas de un seguro concertado por la empresa para pagar las indemnizaciones derivadas de un ERE y regulado como un plan de pensiones también están exentas hasta el límite legal. El exceso se declara como rendimientos del trabajo. Si las primas del seguro se consideraron un rendimiento en especie para el trabajador, ya habrá tributado por ellas y puede descontarlas de la cantidad que supere el límite exento, evitando declarar por ellas.

 

Contacto:

D&V Asesores
Calle Azcona 36 bajo
28028. Madrid
Tel.: 91 361 25 69

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 × 3 =